🌈SERIGRAFÍA | Salir de la pantalla!🌈

Para aquellos que tal vez no sepan, la serigrafía es una técnica de impresión manual, cada pieza que resulta es única!

Cuando supe de la existencia de esta técnica, allá en mis primeros años de facultad, me encantó, y me prometí algún día, aunque sea, ‘probar’.
Hace muuuchos años que sufro la inquietud incontenible de hacer algo fuera de la compu , algo más artesanal. Enredada, como nos pasa a muchos, en la rutina del trabajo, nunca me hacía el tiempo para pensar seriamente qué hacer. Intentaba canalizar esa inquietud con algunas de las cositas más objetuales que hago de vez en cuando.

Allá por el 2010/2011 diseñamos en el estudio 5 modelos de bolsas de telas estampadas en serigrafía. En aquel momento, la confección de las bolsas y la impresión la tercerizamos. Ese fue el primer acercamiento, medio tímido, a esta técnica.

El año pasado esta inquietud tuvo su pico 💥, y decidí que la Serigrafía podía ser una buena alternativa. Me permitiría reproducir mis dibujos y darles ese toque cálido, que siempre pensé q les faltaba. Empecé a averiguar por cursos en Santa Fe, sin suerte.

En Trimarchidg 2019, justo se hizo un workshop de Serigrafía con las genias de House of Prints ❤️ (a quienes venía stalkeando por IG, tanto como al santafesino UFF Serigrafia, a quienes admiro level Dios), lo hice y en ese taller definitivamente confirmé, que era algo que me entusiasmaba. Me encantó que trabajaran con tintas al agua, así que tomé nota de todo, minuciosamente, para poder reproducirlo por mi cuenta!
Entonces, para Navidad, me regalé (va con detalle por si a alguien le interesa):
● un reflector de 500 w
● 2 shablones,
● un par de bisagritas,
● la emulsión, una ya lista Aquajet Rosa, de Pintesint
● 2 tintas base transparente: Negro y Rosa Flúo, de Color Mixing
● el Emul Quit, de Pintesint
● una racleta, la herramienta con la que se emulsiona el shablón, y
● una manigueta, la herramienta con la que se distribuye la tinta.

Recién en los ratos que empezaron a aparecer, en este año taaaan parrrticularrr, acondicioné el cuartucho, me compré el vidrio que me faltaba para la mesa de revelado (que se completa con 2 caballetes) y empecé a probar. Y como con toda actividad nueva: hubo momentos de frustradesesperación, pero también: cuánta satisfacción cada vez que se pega una! eh?!!
Me encontré con mil aspectos que sólo podía aprender a través del famoso método de prueba y error, y los enumero en orden de aparición:
● Dominar la técnica del emulsionado (que parece una pavada, pero te quiero ver con la racleta de 45 cm tratando de pasarla parejita, sin chorrear!)
● Encontrar el tiempo de revelado, si es poco o si es mucho!
● Tiempo bajo el agua, superado esto,
● La impresión propiamente dicha!
● Y junto con la impresión, cuánto demora en secar la tinta, estar super atent@ pa no meter los dedos con tinta en los papeles impresos
● Registro!

Y bueno! acá estoy! Chocha porque pude hacer mi primera tirada de impresiones! Veremos a dónde me lleva esto. Por ahora sigo aprendiendo!

Amos de la manigueta:
House of Prints
UFF Serigrafía
VDU Taller
Little Friends of Printmaking
Santiago Moscardi

Glenda

Sólo alguuunas de las pruebas fallidas de revelado😩
Sólo alguuunas de las pruebas fallidas de revelado
Pruebas fallidas de impresión😩
Pruebas fallidas de impresión
Síiii!!!!
Síiii!!!!😁

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *